15 octubre, 2007

Microficciones

Está claro que la microficción atraviesa (sobre todo en España) un momento especial.

José María Merino acaba de editar La glorieta de los fugitivos (Páginas de Espuma, Madrid), una antología de sus microcuentos que también incluye varios inéditos. El suplemento Babelia le consagró una larga entrevista en la que Merino habla no sólo de su nuevo libro, sino del género. "El microrrelato es la quintaesencia narrativa", reza el título. También afirma Merino :

« El microrrelato abre nuevas posibilidades expresivas. Posee una relación inversamente proporcional entre extensión e intensidad. »

« El microrrelato deja al lector una parte importantísima del trabajo. »

« Me encanta esa posibilidad del microrrelato de que en muy poco espacio puedas decir mucho. Aunque es difícil, esa intensidad es lo que me gusta. La brevedad en sí no es un valor. Lo es el dar expresividad narrativa a un texto breve que ensancha la literatura. »


La editorial que ha publicado a Merino (Páginas de Espuma) es la misma que dio a conocer, hace ya unos años, la muy buena antología Por favor sea breve, a cargo de Clara Obligado.

Desde entonces, otras dos editoriales españolas se han especializado en microficción y ficción breve: Menoscuarto Ediciones y Thule Ediciones. Precisamente estas mismas editoriales son la que, en las últimas semanas, han lanzado otras dos antologías de microficción, aunque menos generales y bastante más acotadas.

La primera antología, El límite de la palabra, se ocupa en especial del microrrelato argentino de las últimas décadas, fue realizada por Laura Pollastri (egresada de la Universidad Nacional de La Plata, Argentina y residente en la Patagonia desde hace varios años) y acaba de ser lanzada a la venta por Menoscuarto, en cuya colección “el reloj de arena” se dio a conocer Antología del microrrelato hispánico (2005), compilación y estudio a cargo de David Lagmanovich.

Dice la presentación oficial del libro de Pollastri: “Durante todo el siglo XX, la narrativa brevísima argentina no ha parado de crecer en calidad, debido a las obras de Leopoldo Lugones, Macedonio Fernández, Jorge Luis Borges, Julio Cortázar o Marco Denevi, semioculta entre el follaje de palabras que representaba la gran novela hispanoamericana. En la actualidad, puede afirmarse, que el género ha alcanzado una presencia indiscutible, dada su complejidad. Así, cuando acaba de arrancar el nuevo siglo, en las más diversas latitudes del país, hallamos escritores que cultivan el microrrelato con pericia.”

La lista completa de autores incluye a Enrique Anderson Imbert, Isidoro Blaisten, Juan Filloy, Eduardo Gudiño Kieffer, Pedro Orgambide, Saúl Yurkievich, Ana María Shua, Luisa Valenzuela, Eduardo Berti, Raúl Brasca, Rosalía Campra, Nélida Cañas, Luis Foti, Sergio Francisci, Mario Goloboff, Sylvia Iparraguirre, David Lagmanovich, María Rosa Lojo, Eugenio Mandrini, Rodolfo Modern, Ana María Mopti de Kiorcheff, Alba Omil, Diego Paszkowski, María Cristina Ramos, Orlando Van Bredam, Alaejandro Bentivoglio, Patricia Calvelo, Diego Golombek, Fernando López, Ildiko Velaria Nassr, Juan Romagnoli y Orlando Romano.

La segunda antología recientemente editada es Mil y un cuentos de una línea, a cargo de Aloé Azid (Thule). Como lo indica su título, se pone énfasis aquí en cuentos hiper-extra-ultra-breves, por lo general de menos de 10 palabras. Un ejemplo:

Cuento de terror, de Andrés Neuman:

Me desperté recién afeitado.




Mil y un cuentos de una línea reúne a más de 140 escritores y se divide en 26 partes. Entre los autores se destacan: Luis Mateo Díez, Augusto Monterroso, Eduardo Galeano, Adolfo Bioy Casares, Franz Kafka, José M.ª Merino, Ana María Shua, Alejandro Jodorowski, Gómez de la Serna, Max Aub, Rafael Pérez Estrada, Eduardo Berti y muchos más.~


Links:

http://www.ppespuma.com/

http://www.thuleediciones.com/

http://www.menoscuarto.net/

3 comentarios:

Camilo dijo...

Hola Eduardo, Tiempo atrás (casi un año) lancé un blog de microcuentos, basados en el concepto de seis palabras que se le atribuye a Hemingway.
Durante mi investigación sobre el tema, encontré varios artículos y post en diversos blogs basados en tu trabajo en Página 12.
En mi post de lanzamiento, incluí un derivado de tu artículo (no se bien de donde lo saqué).
Hoy me hicieron notar el error, por lo que de inmediato lo referencié a tu artículo.
Te pido disculpas y te mando un abrazo.

Rubén Rojas Yedra dijo...

Buenas, Eduardo:

¿Usted sabe si estas editoriales publican a autores inéditos? Me gustaría intentarlo, pero, claro,no tengo nombre.

Muchas gracias

Eduardo Berti dijo...


Que yo sepa, Rubén, algunas de estas editoriales publican cada tanto a algún autor inédito. No es simple editar, claro que no, pero tampoco es imposible. Que tengas mucha suerte.